Las clases de pre-danza se basan fundamentalmente en la psicomotricidad y la activación sensorial de los niños y niñas, aplicadas a la danza, para edades comprendidas entre tres y seis años.

En pre-danza trabajamos siempre un punto de vista lúdico y evitando el ejercicio brusco,  el empleo de fuerza excesiva, la resistencia física prolongada o la prolongada concentración mental, ya que podría alterar la constitución ósea de los niños. De ahí también que la duración de las clases sea de 45 minutos.

Mediante el juego, buscamos trabajar la autonomía de los pequeños, su desarrollo personal y el aumento de la autoestima,  la imaginación y el trabajo en grupo. Esta disciplina es muy beneficiosa para mejorar e incluso corregir, sobre todo en estas edades, problemas de pies planos y valgos.

No te quedes sin plaza, a tu peque le va a encantar!