Un instrumento musical y en especial, la batería, es una excelente aliada cuando hablamos de mejorar las habilidades motoras y mentales de los niños. Cuando los pequeños de la casa optan por la batería como instrumento musical, los beneficios que se obtienen son muchos. La batería ayuda a mejorar la coordinación mental y corporal ya que este instrumento es un excelente ejercicio de psicomotricidad; ayuda a la expresión, inhibe los impulsos agresivos ya que el alumno/a debe depositar mucha energía durante la práctica y esto hace que su estado de ánimo mejore y estados de rabia o ansiedad sean minimizados y/o eliminados proactivamente. También incrementa su capacidad de concentración y atención ya quela coordinación requerida es especial, dado que durante la ejecución se utiliza una mano para un patrón y otra para el ritmo. Estimula la creatividad y mejora sus habilidades sociales y los reflejos; inculca constancia y también disciplina.

Las clases de batería de nuestra escuela son particulares, donde el profesor trabaja con cada alumno/a una sesión por semana con duración de 40 minutos (de 8 a 11 años) y  con duración de 1 hora (a partir de 11 años).

Prepara tus baquetas y apúntate a clases de batería!