Con esta actividad pretendemos acercar el mundo de la música a través del ritmo y el movimiento. Los niños disfrutarán de un espacio de libertad donde habrá cabida a la expresión corporal y musical y donde el eje motor sean los sonidos producidos por el cuerpo y los instrumentos. Por tanto, se abordarán aspectos propios de la disciplina musical adaptados a la edad de los alumnos/as: aprendizaje de la lecto-escritura musical (pentagrama musical y las notas), la audición musical, el entrenamiento de la escucha, la discriminación de sonidos habituales, la distinción de los contrastes básicos y la práctica vocal e instrumental. También se potenciará la creación de ritmos y movimientos, así como la construcción de instrumentos y elementos musicales básicos.

Esta actividad está indicada para niños y niñas de 2,3 y 4 años, con un máximo de 10 niños por clase, donde el profesor/a trabajará con ellos una vez semanal en sesiones de 1 hora de duración.

Para más información, pásate por la escuela o contacta por email!

Compartir esta publicacion