Crear y sincronizar un ritmo permite liberar las preocupaciones y se convierte en una salida de las emociones negativas. Las personas que han decidido ser percusionistas tienen cerebros fundamentalmente diferentes que el resto, pues quienes comienzan a tocar desde temprana edad o mantienen esa actividad durante un largo tiempo se convierten en una experiencia de aprendizaje constante que aumenta el desarrollo del cerebro, mejora la memoria verbal y fortalece la capacidad de lectura, que da como resultado procesar y absorber mejor la información que se lee. En las clases de percusión de nuestra escuela podrás a prender a tocar diferentes instrumentos percutidos como los timbales, las congas, los bongós, la campana, las maracas, las claves, el güiro, el bombo, el platillo y el redoblante.

Las clases de batería son a partir de los 14 años, son clases grupales, donde el profesor trabajará con los alumnos/as una sesión por semana con duración de una hora.

Disfruta de la percusión, únete a las clases de nuestra escuela!